Tiempo y escritura
Artículos

ABRIL: POSIBILIDADES MIL

¡Ha llegado Abril! 

Y con el mes de abril ha comenzado la Semana Santa, y eso, me deja una gran cantidad de tiempo para escribir.

La actual situación sanitaria en la que vivimos desde hace más de un año ha impedido, de nuevo, que podamos viajar o que nos sintamos seguros en cualquier sitio. La mayoría de las Comunidades Autónomas tiene algún tipo de restricción, tanto de movilidad como de cierre de establecimientos no esenciales. En la mía, por ejemplo, en el momento en el que escribo este artículo, solo se permite consumir en las terrazas de los bares, y con un aforo del 50%. Por otro lado, los bares y restaurantes tienen que cerrar a las cinco de la tarde. Los establecimientos no esenciales también tienen limitado el aforo y los horarios, así que todo es muy complicado.

Del mismo modo, cualquier tipo de celebración propia de estas fechas está prohibida. Poco más podemos hacer.

Sin embargo, si hablo desde mi faceta de escritor, esta llegada del mes de abril supone una posibilidad inigualable para mí.

¿Por qué os cuento todo esto?

Es fácil. Soy una persona con muchas aficiones, con un horario de ocho horas en mi actual trabajo y  turno partido. Como podréis imaginar tengo que hacer malabarismos para poder escribir las palabras que me he propuesto por día. Ya no os digo nada de todo lo que tuve que hacer para escribir mis dos anteriores novelas.

Estas fechas me ofrecen gran cantidad de días libres, lo que conlleva una enorme cantidad de horas para escribir y dedicarlas a mi otra profesión: la de escritor.

Pensaréis que, para un escritor independiente, la obligación de escribir un número de palabras diaria o llevar una rutina de escritura no es tan importante como si trabajara para una editorial, con una fecha límite en la que entregar los manuscritos. Pero esto no es así. Por muy independiente que sea, si pretendo profesionalizar esto de la escritura, debo mantener un orden y cierto control a la hora de escribir. Aunque no me deba a unas fechas concretas, tener una agenda es primordial para llevar a buen puerto algo tan extenso como es la escritura de una novela.

En la actualidad estoy completamente sumergido en la escritura del primer borrador de la que será mi tercera novela. Queda muy poco para que acabe la primera de las tres historias de la que se compone el proyecto. Del mismo modo, escribo un cuento semanal y todo lo que se me pasa por la cabeza. La vida de un escritor se debe a su mente, y la mía, ahora, parece ir a mil por hora.

Sin duda es necesario ser constante para poder terminar algo así, un proyecto de tal envergadura. Una novela.

Disponer de tiempo es una cuestión de tiempo.

Lo miremos por donde lo miremos.

Organizar el tiempo de que disponemos, para un escritor, es algo primordial. Hoy día, con la gran cantidad de distracciones que tenemos, es necesario tener buenos hábitos a la hora de sentarse a escribir.

Y vosotros ¿cómo os organizáis a la hora de escribir? ¿Os imponéis un número de palabras diarias?

Contadme vuestros hábitos a la hora de organizar vuestro tiempo de escritura.

Imagen de cabecera: mozlase_ (Pixabay).

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable José Manuel González Cómitre +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: