Artículos

No, no lo hice

Pues no, no lo hice.

A principio de 2019 mi agenda se llenó de propósitos: número de lecturas durante el año, relatos terminados, borradores de novela, artículos en mi blog… No he sido capaz de cumplir ninguno de los objetivos marcados.

Se podría decir que me he dado una hostia de realidad.

La vida es aquello que te va sucediendo mientras estás ocupado haciendo otros planes.

Lo dijo John Lennon.

Pues sí, me fue sucediendo la vida.

Llevar adelante esto de la escritura mientras se tiene una vida no es tarea fácil. Tener que lidiar con trabajo a jornada completa, familia, aficiones (que yo tengo muchas), amigos… vida, al fin y al cabo, no es tarea sencilla, no. Además de todo esto —que pueden parecer excusas para no hacerlo—, soy una persona a la que le cuesta organizarse todavía con esto que corre y que llamamos tiempo. Sé que cada uno de nosotros tenemos veinticuatro horas, las mismas para todos, pero las mías, desde hace algún tiempo, me cuesta horrores ordenarlas.

De todos modos, no me siento para nada insatisfecho con el año ya terminado:

  • He leído 38 libros.
  • He terminado el borrador de la que será mi segunda novela, de principio a fin.
  • He escrito algunos cuentos —incluso he presentado alguno a concurso—, aunque reconozco que han sido muchísimos menos de los que me habría gustado escribir.
  • He reeditado y publicado en Amazon mi primera novela.
Pero… ahora que lo miro desde aquí…
No, no lo hice, pero tampoco está nada mal lo que he conseguido. ¿No os parece?
He ido al ritmo que me ha marcado la vida, los acontecimientos que se sucedieron mientras vivía; y, aun así, creo que he ido haciendo. Sin detenerme en mi propósito final.
 
Ahora mismo tengo el borrador de mi segunda novela esperando que llegue el momento de revisarlo. Y lo haré en breve. Voy a retomar una saga de ciencia ficción y distopía que tengo ya con cincuenta mil palabras. Y la acabaré, a ser posible durante este año. Y luego seguiré con otras más. Y, después de una lesión que me impedía entrenar con asiduidad, pienso retomar el deporte.
Por todo ello, como animales de costumbre que somos, y a pesar de todo, vuelvo a llenar mi año nuevo con un montón de propósitos: Intentaré leer más libros este año que el anterior, acabar más borradores, publicar, al menos, un par de novelas durante el año y ponerme al nivel deportivo en el que estaba cuando lo dejé. Sin embargo, todo ello lo haré dejando espacio a la improvisación. ¿Qué historias nos depararía la vida sin improvisar? Pocas y aburridas.
 
No me queda más que felicitaros el año nuevo a todos. Desearos que se cumplan todos vuestros objetivos, que de ello estamos hablando.
Pero recordad, no os limitéis a cumplirlos a rajatabla, dejad siempre un hueco para que la vida os sorprenda.
 

Ahí queda eso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable José Manuel González Cómitre +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: