• Relatos

    Orgasmos que matan

    El humo del cigarrillo subió como un globo de helio, despacio, sin pensar en todo lo que dejaba en el fondo de la habitación. Me recosté contra el cabecero de la cama y di una calada tras…