• Microrrelatos

    Aunque no lo creas

    Le pusieron de nombre Izanami, pero ella jamás fue buena creando nada. La conocí en otoño. Se pasaba los días en la fuente de la plaza haciendo nadar sus dedos entre carpas de colores. Siempre la observé…